El Salario Emocional son los beneficios no económicos o emocionales que obtenemos del trabajo, que nos motivan, cambian nuestra percepción del trabajo y nos llevan al desarrollo personal y profesional.

¿La falta de control en el trabajo te está matando?

En este blog me gustaría hablar de la sensación que a veces tenemos en el trabajo de perder el control de nuestra vida y nuestro trabajo y cómo la Autonomía (uno de los 10 factores que componen el Barómetro de Salario Emocional) en el trabajo te puede ayudar a cambiar esta sensación. 

Cuando hablamos de Autonomía en el trabajo nos referimos a la libertad que podemos gozar en nuestro trabajo para gestionar nuestro trabajo, proyectos y tiempo de manera que sea congruente con nuestros valores y nuestra visión que tenemos de nuestra vida profesional. 

¿Dónde nos encontramos ahora?

Nos encontramos en una situación en la que millones de personas siguen trabajando desde casa. Lo que al principio requería de nosotros el uso de nuevas habilidades como la autorregulación, la capacidad de crear una estructura que nos funcione, aprender a comunicarnos en nuevas plataformas, aprender a concentrarnos y enfocarnos en un nuevo eco sistema, a desarrollar una nueva área de trabajo en nuestros hogares o lidiar con los problemas domésticos, ahora toma un nuevo giro.

Sentimos ahora que hemos gestionado más o menos estas luchas y exigencias iniciales, y nos enfrentamos ahora con la pregunta «. . . ¿pero, cuánto tiempo va a llevar esto?»; » ¿Cuándo va a terminar esto?» Un sentimiento de falta de esperanza, certeza y visión clara desde la perspectiva económica o política empieza a hacernos sentir que estamos perdiendo el control de nuestra vida y nuestro trabajo. Es normal que esto esté afectando la forma en que nos sentimos personalmente y, por supuesto, en nuestra relación con el trabajo y cómo nos sentimos en él.

Cuando sentimos que perdemos el control

Cuando las exigencias del trabajo son mayores que el control que percibimos que tenemos sobre nuestro trabajo, o cuando no sentimos que tenemos la capacidad de hacer frente a dichas exigencias, se producirá un deterioro en la forma en que nos sentimos y en nuestra salud mental.

Podemos empezar a sentirnos decaídos, muy cansados y desesperados. Tenemos la sensación del hámster en una rueda, en la que sentimos que corremos y corremos sin ninguna meta o propósito a la vista. Esto es agotador y consume toda nuestra energía y todas nuestras buenas intenciones.

¿Cómo podemos empezar a tomar el control y qué herramientas tenemos a nuestra disposición para dar el primer paso en la dirección correcta? El Salario Emocional y sus 10 factores que constituyen los beneficios emocionales que obtenemos del trabajo nos ofrece un camino claro para empezar a tomar consciencia de qué es lo que tenemos en el trabajo, qué recursos y oportunidades podemos encontrar a través de nuestro trabajo y partir de ahí para dar los siguientes pasos. En este caso, el factor de Autonomía puede ayudarnos a avanzar en la dirección que deseamos.

¿Cómo puede ayudarme la Autonomía?

La primera pregunta que tengo que hacerme es: ¿Dónde tengo cierto control de la situación (por pequeño que sea)?

La autonomía, en el contexto de la Teoría de la Autodeterminación (una teoría de la motivación humana desarrollada por los psicólogos Edward Deci y Richard Ryan) puede definirse como la necesidad de estar a cargo de nuestras experiencias y acciones – una definición ligeramente diferente de la idea tradicional de que la autonomía es igual a independencia.

La principal distinción en este contexto es que la autonomía demuestra un entusiasmo y un afán por participar en diversas actividades o comportamientos porque éstas actividades o comportamientos están en consonancia con los verdaderos intereses y valores de un individuo.

Existe un sentimiento de opción y elección que permite a los individuos comprometerse con las actividades de todo corazón en lugar de actuar en algo puramente porque «hacen lo que se les dice» o “lo hacen porque tenemos que hacerlo».

Una vez que descubro dónde tengo algún control sobre una situación y actúo desde ese punto de partida, mi sentimiento de frustración se transforma en un sentido de dirección y acción. Empezaré entonces a sentirme en control.

Cada vez más, los estudios nos muestran que abrazar la autonomía en el trabajo tiene efectos positivos en el bienestar y la satisfacción laboral. Y se sabe que una mayor autonomía en el trabajo tendrá como consecuencia un incremento en los niveles de motivación, creatividad y felicidad de los empleados. Nuestra propia investigación sobre los aspectos emocionales del trabajo nos confirman esto.

Los directivos y líderes de equipos también se están dando cuenta de que apoyar la autonomía en los equipos es esencial, ya que conduce a una productividad óptima de los miembros del equipo debido a su voluntad de realizar y completar las tareas. Sin embargo, si eres un líder de un equipo o una organización, si hay cosas que hay que tomar en cuenta.

Si eres un directivo o eres líder de un equipo, no olvides apoyar el trabajo autónomo.

Cuando hablamos de “apoyar la autonomía” nos referimos al sentimiento que tienen las personas que forman parte del equipo de que están siendo apoyadas en su trabajo, tienen la flexibilidad y la posibilidad de elegir – cuando es posible – para dedicarse a las actividades que reflejan los valores e intereses personales.

Es importante ser conscientes que el papel que desempeñan los directivos es fundamental: pueden ser defensores o detractores del trabajo autónomo. Cuando los directivos o líderes se oponen al trabajo autónomo o no escuchan las peticiones de los miembros de los equipos, a menudo puede conducir a un rendimiento insuficiente y hacer que las personas se sientan insatisfechas, desmotivadas y presionadas. Por lo tanto, si eres el líder de un equipo o director de una compañía, no te olvides de promover constantemente el trabajo autónomo. No importa si has trabajado con el mismo equipo durante años. Te sugiero que hagas a tu equipo las siguientes preguntas. Aunque parecen simples, estoy segura que te pueden sorprender las respuestas:

  • ¿Qué piensas de este problema?
  • ¿Qué puedes intentar hacer para resolver este problema?
  • ¿Te gustaría liderar la solución a este problema?
    Puede que algunas personas no estén preparadas para un mayor grado de responsabilidad y autonomía. Pero si no les preguntas, nunca lo sabrás.

También puedes decirles:

  • Sé que puedes hacer esto y tanto X como yo misma estamos aquí para ayudarte en cualquier cosa que necesites.
    Como manager o líder de algún equipo, recuerda que cuanto mayor sea el grado de autonomía de los miembros de tu equipo, más te liberarás de aquellas tareas que te quitan tiempo y te impiden dedicar tu tiempo a asuntos más estratégicos, como descubrir nuevos mercados o nuevas formas de encontrar clientes.

Infografía con 4 preguntas para apoyar el trabajo autónomo

Si eres un empleado o freelance también necesitas hacer tus deberes si deseas tener más autonomía en el trabajo o si deseas sacarle más provecho a la autonomía que ya gozas

Nosotros como personas, también tenemos que tomar la responsabilidad que nos toca y hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son mis valores e intereses?
  • ¿Cómo pueden mis valores e intereses personales ayudarme a concentrar e invertir mi energía en aquellas actividades que son importantes para mí?

Si no sé lo que es importante para mí y cómo mis actividades apoyan mis valores, no podré preguntar a mi jefe cuáles son las áreas de mi trabajo donde puedo tener más autonomía ni tampoco podré saber dónde buscarla.

¿Qué puedo hacer para que mi equipo se sienta realizado al realizar el trabajo autónomo?

Cuando hablamos de la satisfacción de la autonomía nos referimos a la sensación que experimenta una persona voluntariamente se compromete con el trabajo que está haciendo en lugar de sentirse forzado o presionado a completarlo. La satisfacción de la autonomía también se refiere a la sensación que tenemos cuando nuestro trabajo es realmente valorado y apreciado por nuestros jefes y colegas. Muchas veces cuando gozamos de demasiada autonomía tendemos a sentirnos solos, porque sentimos que nadie nos mira, que nadie se fija en nuestro trabajo y nos sentimos olvidados o aislados. Si este es tu caso, puedes empezar a hacer dos cosas ahora mismo:
Si observas a un colega o a un empleado tuyo haciendo algún trabajo de manera autónoma y por su cuenta, reconócelo y aprécialo. En estos días, en los que muchos de nosotros trabajamos desde casa, tendemos a tener la sensación de que lo que estamos haciendo no es importante, perdemos el sentido de la relevancia y no podemos ver de qué manera nuestro trabajo está contribuyendo al propósito más amplio de nuestro equipo y empresa. Cuando alguien reconoce nuestro trabajo, esto puede tener un gran impacto en la forma en que nos sentimos acerca de nuestro trabajo. Puede hacernos sentir importantes, iluminar nuestro día y arrojar una nueva luz al trabajo que estamos haciendo.

  1. Si estás haciendo un trabajo autónomo, quizá la gente no lo comente porque no sabe lo que estás haciendo. No olvides mencionar tu trabajo en cualquier reunión que sea relevante para tu trabajo. ¿Qué has aprendido? ¿Cuáles han sido tus aprendizajes? ¿Qué ayuda podrías necesitar?
  2. ¿Quizás te gustaría que alguien colaborara contigo en aquella idea que acabas de tener? Si compartes tu idea, no solo serás capaz de inspirar a otros con ella, sino que también es una oportunidad para aprender un par de cosas sobre ti y tus fortalezas. Comenzarás a tener más confianza en tus fortalezas y habilidades y aprenderás que no sólo eres lo suficientemente responsable como para hacer un trabajo autónomo, sino que también estás inspirando a otros a hacer lo mismo.

¿Por qué es importante la autonomía para ti? ¿Y por qué deberías trabajar en este factor para tu bienestar y satisfacción en el trabajo?

Sabemos que la autonomía conlleva una gran responsabilidad y la responsabilidad no es la mejor amiga de todos. Porque cuando somos responsables del resultado nos volvemos más vulnerables, nuestros defectos se hacen más evidentes y no tenemos a quién culpar. Sin embargo, aquí presento 8 grandes e importantes razones por las que no sólo debemos promover la autonomía en nuestros equipos, sino que debemos abrazarla una vez que la tenemos y trabajar en la mejor manera de gestionarla. ¿Porqué? Porque la única persona que se beneficiará de ello somos nosotros mismos.

  1. Es más divertido.

    Nos encanta sentirnos libres en la manera en que hacemos algo. Incluso cuando la tarea y el resultado son claros y previsibles. Nos hace sentir únicos.

  2. La autonomía promueve la responsabilidad de tu propio aprendizaje.

    Piensa en un momento en el que hayas estado solo. Completamente por tu cuenta y tenías que hacer una tarea determinada. Estoy seguro de que al final lo has conseguido. Y te has sorprendido a ti mismo y de lo bien que te has manejado. Y ahora te sientes muy bien por haberlo hecho. Lo que te motiva a seguir adelante y a esforzarte, es cuando te sientes responsable o parcialmente responsable del resultado y de cómo salgan las cosas.

  3. La autonomía fomenta la curiosidad

    La curiosidad es una parte tan esencial de nuestra naturaleza que casi no somos conscientes de su omnipresencia en nuestras vidas. La necesitamos para entender nuestro entorno, para aprender nuevas posibilidades y es una de las fuerzas más importantes de la naturaleza humana para seguir evolucionando. Se refiere a la búsqueda de algo más nuevo, más lejano o desconocido. La ciencia y las investigaciones al respecto destacan también la importancia de desarrollar nuestra curiosidad en el trabajo. Se asocia a la satisfacción laboral y a un comportamiento laboral ambicioso. Está relacionado con la felicidad, la satisfacción con la vida, el compromiso con la vida, la inteligencia, longevidad, el significado y las buenas relaciones.

  4. El tener cierto grado de autonomía en el trabajo es mejor para la salud

    Los estudios al respecto nos muestran que la percepción de elección puede ser más importante que la dieta y otros factores que son importantes para nuestra salud. Cuando percibimos que podemos controlar la situación y sentimos que tenemos toda la información necesaria para tomar la decisión correcta esto tiene efectos en nuestra salud. ¿Por qué sucede esto? La neurociencia nos dice que incluso cuando tenemos la ilusión de que tenemos el control, las funciones cognitivas que dependen del córtex prefrontal se mantienen. Por lo tanto, tenemos mejor memoria, reaccionamos mejor a los contratiempos y tomamos mejores decisiones. Es decir, tendremos menos estrés y nos sentiremos más satisfechos con nosotros mismos y esto tendrá un efecto en nuestra salud.

  5. La autonomía estimula tu vida

    Cuando eres y te sientes responsable de tus propias decisiones y de la dirección que toman estas decisiones, te sientes fuerte y empoderado.

  6. La autonomía favorece el comportamiento resiliente

    A medida que superamos los retos a los que nos enfrentamos, reforzamos nuestras habilidades para recuperarnos o para adaptarnos fácilmente cuando las cosas no son como esperamos o al cambio. En tiempos como los que estamos viviendo, en los que podemos sentir que tenemos demasiada autonomía, tendemos a sentir que no podemos más. Puede que sintamos que nos caemos y que nos caemos fuerte pero seguimos adelante. Seguimos caminando y al final del camino veremos cuánto camino hemos recorrido.

  7. La autonomía apoya la responsabilidad

    Al gozar de autonomía empezamos a crear nuestros propios caminos para enfrentar los retos y aprovechar las oportunidades que se nos presentan.

  8. La autonomía apoya a generar equipos autosuficientes

    Cuando se fomenta la autonomía en una organización,se produce un cambio de mentalidad en los individuos y equipos y comienzan a surgir nuevas formas de organización.

8 excelentes razones por las que hay que promover la autonomía en el trabajo

Conclusión:

La autonomía es uno de los factores que constituyen el Barómetro de Salario Emocional, no sólo porque tiene una enorme influencia en nuestra motivación intrínseca, sino también porque a través de ella sentimos cómo nuestras fortalezas únicas se interrelacionan y juegan juntas.

Todo lo que hemos conseguido hasta ahora nos ayuda a ver y apreciar el resultado de cómo hemos utilizado la autonomía en nuestro trabajo y en nuestras vidas. Podemos ver que todas las decisiones que hemos hecho en el pasado, nos han traído hasta donde nos encontramos ahora.

Podemos empezar a reconocernos que estamos preparados para para cualquier cosa a la que nos enfrentemos. Y nos las arreglaremos de maravilla. Sólo tenemos que caminar un paso a la vez.

Si quieres saber cuáles son los beneficios emocionales que obtienes de tu trabajo y ver cómo estos beneficios están impactando en cómo te sientes hacia tu trabajo, te invito a hacer el Barómetro de Salario Emocional. Obtendrás inmediatamente un plan de acción para empezar a tomar responsabilidad y transformar tu trabajo.

Deja una respuesta

Preguntas más frecuentes

  Regístrese con nosotros para recibir directamente a su bandeja de entrada actualizaciones periódicas, consejos, inspiración y estrategias relacionadas con el Salario Emocional.

.