El Salario Emocional en tiempos de crisis e incertidumbre

¿Qué pasa en tiempos de crisis?

El Salario Emocional juega un papel muy importante para ayudarnos a superar las situaciones de crisis, tanto a nivel individual como organizacional. Como individuos, este tipo de situaciones tienden a sacar lo mejor y también lo peor de nosotros. En el trabajo, a menudo se espera que seamos flexibles, adaptables y que hagamos un esfuerzo extra. También es un momento en el que tenemos nuevos retos importantes , tanto personales como profesionales, a  los que nos tenemos que afrontar. Ejemplos de esto puede ser mantener la concentración y el enfoque en una situación estresante, adaptarse a una nueva forma de trabajo, tener que hacer malabares con las responsabilidades/preocupaciones personales o familiares y al mismo tiempo trabajar teniendo en cuenta un futuro incierto.

Al mismo tiempo, las organizaciones tienen que adaptarse rápidamente para hacer frente a la nueva situación, a veces en circunstancias extremadamente difíciles dado que una buena y efectiva comunicación puede llegar a ser un reto (debido a limitaciones técnicas o por la situación misma) y al mismo tiempo el futuro económico de la organización y de la economía en general  es incierto. Para prosperar y sacar lo mejor de esta nueva situación y transformarla en una oportunidad se necesita que los empleados se mantengan unidos y estén a la altura del desafío. Las crisis brindan a las organizaciones oportunidades para reconocer y explorar cuál es su valor como organización e identificar lo que es importante para sus líderes y empleados.

¿Qué podemos hacer para motivarnos, dar un paso extra y hacer un esfuerzo adicional de manera voluntaria? Podemos pagar beneficios económicos adicionales que compensen las exigencias por causa de la situación actual. Sin embargo, las investigaciones nos demuestran una y otra vez que el dinero como motivador tiene sus límites (con esto no queremos decir que las empresas no deben de pagar un salario justo  por el trabajo que se realiza, al contrario). El problema al que nos vamos a enfrentar es que muchas organizaciones ya están perdiendo dinero debido a la situación actual y simplemente no podrán permitirse ofrecer más beneficios económicos a los empleados. De hecho, muchas organizaciones probablemente terminarán teniendo que reducir el número de empleados o reducir sueldos en los próximos meses como resultado de la pandemia. Entonces, ¿qué se puede hacer para seguir manteniendo la motivación, el reconocimiento y la apreciación a los empleados teniendo en cuenta la crisis en la que nos encontramos? 

Nuestra Investigación sobre el Salario Emocional

La investigación que realizamos en los últimos años sobre cuáles son los beneficios no económicos que las personas perciben del trabajo que motivan, cambian la percepción del trabajo y conducen a un desarrollo personal y profesional son 10. Estos beneficios son puramente emocionales que tienen una relación directa con nuestra percepción del trabajo. Cuando nos centramos en mantener e incluso aumentar estos 10 factores (nuestro Salario Emocional) tiene un enorme impacto positivo en tiempos de crisis e incertidumbre, tanto para los individuos y equipos como para las organizaciones. Realmente existen muchas oportunidades para mantener y aumentar el Salario Emocional en tiempos de crisis e incertidumbre. La clave está en generar una conciencia de la importancia y los beneficios de hacerlo continuamente e implementar de manera constante diferentes maneras de hacer esto.

Nuestra actitud hacia nuestro trabajo es vital aquí ya que debido al principio psicológico del sesgo de negatividad, tenemos una tendencia a centrarnos más en aquellos aspectos negativos de una situación. Esta habilidad es particularmente difícil en tiempos de incertidumbre y crisis, ya que la negatividad permea las noticias, las conversaciones, el ambiente. Por esta misma razón es que es sumamente importante que conscientemente nos enfoquemos en aquellos aspectos que sí tenemos. Las investigaciones nos muestran una y otra vez en diferentes contextos y situaciones, que una persona o equipo con una actitud optimista e intencional tiene más probabilidades de prosperar. Por esto mismo, si podemos centrarnos en aquellos beneficios emocionales positivos que estamos obteniendo de nuestro trabajo, a pesar de las dificultades e incertidumbres a las que nos enfrentemos, es mucho más probable que prosperemos tanto a nivel personal como organizacional. 

¿Porqué es importante el tener consciencia de nuestro Salario Emocional en tiempos de crisis?

Uno de los grandes beneficios que obtenemos al obtener una conciencia de nuestro Salario Emocional es que nos ofrece la posibilidad de cambiar la percepción que tenemos trabajo. Cuando reconocemos los múltiples beneficios emocionales que obtenemos de nuestro trabajo, podremos asumir la responsabilidad  que nos corresponde y asimismo empezaremos a buscar aquellos elementos que más  valoramos.

Cuando tenemos conciencia de nuestro Salario Emocional podremos: 

  • Empezar a  reconocer aquellos elementos que  son más importantes para nosotros;
  • Gestionar nuestra energía de manera más efectiva;
  • Elegir nuestra actitud / respuesta hacia ciertas situaciones;
  • Centrar nuestra atención en aquellos aspectos que son más importantes y más útiles para nosotros.

El desafío para nosotros, y lo que debemos reconocer, es que si bien puede haber muchas cosas que son importantes para nosotros en relación con nuestro trabajo, es posible que no tengamos control sobre muchas de ellas. No tiene ningún sentido gastar nuestro tiempo y energía en aquellos aspectos sobre los que no tenemos control. La clave aquí es poder concentrarnos en aquellas áreas sobre las que sí tenemos control. La buena noticia es que, cuando se trata de nuestro Salario Emocional, es algo sobre lo que sí  tenemos control. Siempre habrá alguna acción que podemos tomar, por pequeña que sea, que tendrá un impacto positivo en nuestro Salario Emocional.

¿Qué significa para una organización el tener un alto nivel de Salario Emocional  y qué beneficios tiene en tiempos de crisis? 

Cuando una organización apoya a sus empleados a que trabajen en su Salario Emocional, los transformará en “verdaderos agentes interesados en su propio futuro, que es exactamente cómo Gallup describe el compromiso de los empleados.

Según la investigación de Gallup, este tipo de compromiso en los empleados tiene un impacto dramático en los resultados comerciales:

  • Las ganancias aumentan en un 21%
  • La productividad aumenta en un 17%
  • Las ventas aumentan en un 20%
  • El absentismo disminuye en un 41%

Los resultados siempre son importantes, pero cuando tomamos en cuenta los desafíos que enfrenta la mayoría de las empresas actualmente y continuarán enfrentando en los próximos 12-24 meses, estos números podrían ser la diferencia entre una organización que colapsa, sobrevive o prospera. El Salario Emocional nunca ha sido más importante.

Los 10 Factores que constituyen el Salario Emocional

Entonces, veamos cada uno de los diez factores que comprenden el Salario Emocional y revisemos cómo se ven afectados por la situación actual así como consideremos algunas posibilidades que podemos realizar como individuos y como líderes de equipos.

Propósito: Tener el sentimiento que a través de tu trabajo podemos contribuir a nuestro propósito personal y al de la organización.

Tener un sentimiento claro de propósito es esencial en tiempos de crisis e incertidumbre, Puede ser el pegamento que hace que todo se mantenga junto. En una situación como la actual pandemia mundial, es importante para nosotros sentir que la organización para la que trabajamos está contribuyendo positivamente a la situación a nivel personal, organizacional y social. ¿Por qué? Porque nos ayuda a sentir que estamos contribuyendo positivamente a través de nuestro trabajo y aumenta nuestro sentido de propósito lo cual es esencial para nuestro día a día. 

Un pequeño ejercicio pero con mucho impacto que podemos realizar como individuos es pensar en cómo nuestro papel en la organización contribuye al mayor propósito de la organización durante este tiempo y apreciar a cuántas personas y organizaciones estamos impactando – tanto directa como indirectamente-  a través de nuestro trabajo. 

Dirección: La oportunidad de ver, crear y elegir una carrera profesional, así como la capacidad de tomar y contribuir a las decisiones que nos afectan profesionalmente.

En tiempos de crisis e incertidumbre, a menudo pensamos en el impacto negativo que se verá reflejado en nuestras futuras carreras. Como resultado de la situación actual, probablemente vamos a tener que ser más flexibles a la hora de pensar sobre el desarrollo de nuestra carrera y estar más abiertos en lo que  se refiere a posibles roles, departamentos o incluso ubicaciones. La realidad de la situación es que también nos puede presentar oportunidades y a ayudarnos a centrarnos en lo que es importante para nosotros en términos de nuestra carrera. También nos brinda la oportunidad de aprender nuevas habilidades, encontrar soluciones creativas, sacarnos de nuestras zonas de confort y probar nuevas formas de trabajo a las que quizás no habíamos estado expuestos antes; todo lo cual va a contribuir positivamente a nuestra carrera en un futuro. Desde una perspectiva organizacional, las situaciones de crisis son una gran oportunidad para identificar futuros líderes potenciales o identificar aquellos aspectos o personas en las que la organización necesita proporcionar más apoyo y desarrollo.

Autonomía: La oportunidad de tener libertad en un contexto laboral, en el que la persona se siente respetada, valorada y considerada competente y en el que dispone del espacio para elegir y gestionar su propio estilo organizativo, proyectos y tiempo.

Lo que sucede a menudo en tiempos de crisis o incertidumbre, independientemente de la situación real, es que es más probable que percibamos uno de los dos extremos: o sentimos que no estamos recibiendo suficiente orientación y liderazgo, o consideramos que no tenemos nada de autonomía y no se nos confía. Puede ser difícil para las organizaciones y los líderes de los equipos encontrar el equilibrio correcto, particularmente cuando la situación puede cambiar tan rápidamente, como lo que estamos viviendo con la actual pandemia global. Como individuos, también podemos quedar paralizados por la falta de estructura cuando cambiamos a un nuevo ambiente de trabajo o cuando de pronto tenemos muchísima autonomía. En estos momentos la disciplina se vuelve crucial, algo que no es fácil para mucha gente. En cualquier extremo de la escala en la que nos encontremos, ya sea que no estemos recibiendo suficiente orientación de nuestro líder de equipo o la sensación de que estamos siendo micro gestionados, es importante intentar ponernos en el lugar de nuestro jefe. Es probable que estén haciendo lo mejor que pueden en esta circunstancia. Tal vez ni siquiera se dan cuenta de nuestro sentimientos. En el caso de que tengamos problemas con la disciplina, es importantísimo establecer una estructura clara que nos funcione. Esto nos ayudará a enfocarnos y a minimizar distracciones. 

Disfrute: La oportunidad en el trabajo de experimentar placer y diversión y de tener interacciones sociales relajadas, respetuosas, confiables y auténticas. 

Si hay algo que nos puede ayudar en tiempos difíciles es el humor. Solo es necesario ver la explosión de memes  y videos que llenan las redes sociales en estos días. Cuando estamos trabajando bajo presión o en tiempos de incertidumbre a veces sentimos que no es correcto o no debemos divertirnos o creemos que no podemos  hablar sobre cosas que no están relacionadas con el trabajo. Sentimos que no es “apropiado”. La realidad de las cosas es que es absolutamente necesario hacerlo ya que al hacerlo seremos más propensos a sentir más energía y estaremos más dispuestos a regresar al trabajo con mayor motivación.

Las investigaciones nos muestran que cuando experimentamos emociones positivas en el trabajo, es más probable que prosperemos. Así que asegurémonos de tomar cierto tiempo del día para disfrutar de las pequeñas cosas, como escuchar una canción que nos guste, hacer una videollamada con amigos, compartir historias divertidas con tu equipo,  o cualquier cosa que te haga feliz. También es importante aprender a reírnos de nosotros mismos estos días. 

Creatividad: La oportunidad de explorar, desarrollar y expresar formas originales, diferentes y/o innovadoras de hacer las cosas.

Si hay algo que necesitamos en tiempos de crisis es creatividad. Los seres humanos generalmente prosperamos cuando nos sentimos presionados y esto hace que la creatividad florezca en nosotros. En tiempos difíciles, la organización que es más rápida en innovar tiene más probabilidades de sobrevivir. Sabemos que puede ser difícil asumir riesgos durante las situaciones de crisis, pero es importante saber equilibrar estos riesgos y permitir el fomento de  nuevas y creativas  ideas y/o soluciones. Como individuos, cuando tenemos oportunidades para usar nuestra creatividad descubrimos enormes beneficios para nosotros, nuestros equipos y para el bien de la organización. Es esencial que todos pensemos en las diferentes maneras posibles para poder adaptarnos a la situación lo mejor posible y revisar cómo podemos cambiar los sistemas y procesos que no funcionan para poder proponer soluciones nuevas y creativas.

Maestría: La oportunidad de adquirir dominio y una comprensión más profunda de las tareas así como adquirir mayores conocimientos a lo largo del tiempo con el fin de sobresalir, aumentar la experiencia y la consciencia de las sutilezas de una profesión.

Cuando trabajamos en situaciones nuevas o difíciles, a veces estamos tan ocupados tratando de sobrevivir y hacer lo básico, que cualquier pensamiento que se refiera a la excelencia o la maestría no entra en nuestra mente. Es importante recordar que la maestría no significa que solo la perfección es aceptable. Recordemos que la maestría es un juego a largo plazo y en lo que debemos centrarnos es en ganar una comprensión más profunda y esforzarnos por alcanzar la excelencia. Lo que esto significa a nivel práctico es que debemos permitirnos  el tiempo y el espacio suficientes para hacer nuestro mejor trabajo especialmente cuando trabajamos en situaciones nuevas o difíciles. Un trabajo bien hecho nos llena de orgullo y satisfacción. Lo que hay que evitar en lo posible son aquellas situaciones en las que las personas sienten que no tienen ninguna oportunidad de trabajar para dominar lo que hacen debido a la presión a la que están sometidas o, cuando se hace un excelente trabajo, que éste no sea reconocido o valorado por la organización.

Pertenencia: La oportunidad de tener un sentido de conexión con el equipo, la organización y los compañeros. El sentirse reconocido, apreciado, valorado e identificado con el papel que desempeñamos en nuestro trabajo..

El tener un sentimiento de pertenencia a un grupo, cualquiera que éste sea, es una necesidad humana básica y se vuelve aún más importante en tiempos de incertidumbre. A menudo estos son tiempos en los que se nos exige dar un paso más allá, a veces con una gran incertidumbre en lo que se refiere a nuestro futuro. Lo esencial en esta situación es que reconozcamos el esfuerzo adicional que están haciendo otros y que mostremos reconocimiento y aprecio por nuestros colegas. Una vez que empezamos a hacer eso, es mucho más probable que otros nos sigan, y empezaremos así a construir una cultura de pertenencia. Un gran ejemplo de una organización que hizo esto fue el reciente mensaje público de agradecimiento enviado por los Supermercados Lidl en el Reino Unido donde incluyeron el nombre de cada empleado para reconocer el trabajo adicional que estaban haciendo para hacer frente a la situación de pánico en las compras a consecuencia de la crisis. Las investigaciones al respecto nos muestran una y otra vez que cuando tenemos un sentido de pertenencia hacia nuestro trabajo, aumenta el compromiso, lo que significa que es más probable que las personas hagan un esfuerzo extra de manera voluntaria, algo que es sumamente necesario en tiempos de crisis. Además, cuando las cosas se ponen difíciles, es esencial que sintamos una conexión con nuestros colegas, con nuestro equipo y no nos sintamos solos.

Crecimiento Profesional: El tener la oportunidad de desarrollar talentos, habilidades y destrezas a través de la exposición a oportunidades laborales y sociales estimulantes, tales como el intercambio entre colegas, la tutoría y la supervisión. También poder reflexionar sobre los errores y aprender de ellos.

Una de las primeras cosas que generalmente suceden en tiempos de crisis o incertidumbre es que los cursos de capacitación o formación se cancelan, las suscripciones a asociaciones profesionales o publicaciones no se renuevan o no se utilizan y no hay “tiempo” para aprender. Esto a menudo lleva a la percepción de que nuestras oportunidades de crecimiento profesional han desaparecido. De hecho, el crecimiento profesional en estos momentos no solo es vital, sino que generalmente se acelera rápidamente. Sin embargo, sí es necesario un cambio de nuestro enfoque. Tanto las personas como las organizaciones necesitan adaptar su enfoque en lo que se refiere al aprendizaje y al crecimiento profesional y adaptarse a la situación. Debemos asegurarnos de que el aprendizaje vital que tiene lugar durante la situación de crisis sea reconocido y valorado. Es una buena idea hacer un par de cosas: (1) escribir y registrar su aprendizaje de la situación y cómo ha contribuido a su crecimiento profesional y al del equipo y (2) compartir continuamente el aprendizaje con sus colegas, generando una cultura de aprendizaje y apoyo. La realidad es que una situación de crisis en realidad es una gran oportunidad en lo que se refiere al crecimiento profesional si tomamos el enfoque correcto.

Inspiración: El tener la oportunidad de alinearse con los valores más profundos de una persona generando una conexión con un sentimiento de posibilidad y orientación hacia el mejor trabajo posible.

En tiempos difíciles o de incertidumbre, puede ser difícil para nosotros encontrar momentos de inspiración, especialmente en el trabajo. En gran parte esto se debe al principio psicológico del sesgo de negatividad. Esto significa que ponemos más atención en las cosas malas que están sucediendo a nuestro alrededor, acaparan más espacio en nuestra mente y nos da la sensación de que todo es malo. En tiempos de crisis, al tener mucha  negatividad alrededor de nosotros, puede ser difícil para nosotros encontrar oportunidades para ver las cosas a través de un lente positivo u optimista. Una de las cosas que podemos hacer para estar más abiertos hacia esos momentos es compartir historias positivas e inspiradoras que nos den una sensación de posibilidad. También debemos centrarnos para poder apreciar en lo que, en diferentes circunstancias, podríamos considerar ordinario o mundano. Un ejemplo de esto en la situación en la que nos encontramos podría ser al poder celebrar una buena reunión con el equipo de manera virtual o tomar un café virtual con un colega. Es probable que en nuestro día a día normal, no celebremos tomar un café con nuestros colegas, en tiempos de incertidumbre, se convierte en algo que podemos celebrar y a través de ello obtener inspiración y energía.

Crecimiento Personal: La oportunidad de adquirir conciencia de nosotros mismo, aprender de nuestros errores, volvernos más reflexivos y flexibles y poder aprender de nuestro entorno laboral para desarrollar aquellas cualidades que nos hacen mejores seres humanos.

Los tiempos difíciles y de crisis son generalmente una gran oportunidad para el crecimiento personal ya que  tendemos a aprender más sobre nosotros mismos cuando nos encontramos fuera de nuestra zona de confort. Habiendo dicho esto,  una situación así también puede ser estresante para muchos de nosotros y puede que nos cueste trabajo encontrar  oportunidades que nos conduzcan hacia un crecimiento personal (al menos de manera consciente). Los tiempos de crisis e incertidumbre generan miedo y desconfianza, algo que generalmente no saca lo mejor de nosotros mismos. Al mismo tiempo, momentos así promueven la compasión y la colaboración y también saca lo mejor de nosotros mismos. Cuando nos centramos en responder y adaptarnos rápidamente en el trabajo, existe el peligro de perder oportunidades para poder reflexionar y aprender de nuestros errores. Es importante ser conscientes de la importancia y el valor del crecimiento personal en tiempos de incertidumbre, tomar la oportunidad que se nos presenta para desarrollarnos como seres humanos y celebrar los momentos positivos que vemos en todas partes  -incluyendo en nuestro entorno laboral. Momentos de colaboración y apoyo mutuo.

Conclusión: 

No hay duda de que la situación actual conducirá a un cambio significativo para muchas personas y organizaciones. Se vaticinan tiempos difíciles en un futuro y encontraremos retos que puede que hemos anticipado. Lo que sí podemos hacer es ser más conscientes de nuestro Salario Emocional y de nuestro equipo y trabajar para mantenerlo y aumentarlo a pesar de los desafíos que nos enfrentemos. SI hacemos esto, no solo sobreviviremos, sino que será más probable que prosperemos.

Para más información sobre el Barómetro de Salario Emocional y recursos disponibles (como por ejemplo, el juego gratis que hemos diseñado) no dudes en visitar nuestra página web y suscribirte a nuestro canal en Linkedin donde constantemente estamos publicando recursos, oportunidades, investigaciones, etc. 

Para poder descubrir ideas para mantener y mejorar el Salario Emocional en su equipo u organización, ofrecemos una llamada gratuita de 30 minutos en inglés, español o alemán. También hemos desarrollado una gama de libros electrónicos para ayudar a las personas, gerentes y organizaciones a mantener el salario emocional durante este tiempo. Todo lo que necesita hacer es contactarnos en [email protected] y nos pondremos en contacto para programar un horario conveniente para una llamada o compartir nuestros recursos con usted.

  Regístrese con nosotros para recibir directamente a su bandeja de entrada actualizaciones periódicas, consejos, inspiración y estrategias relacionadas con el Salario Emocional.

 
sin comentarios

Publicar un comentario