El Salario Emocional son los beneficios no económicos o emocionales que obtenemos del trabajo, que nos motivan, cambian nuestra percepción del trabajo y nos llevan al desarrollo personal y profesional.

El impacto del Barómetro de Salario Emocional en el Negocio: Un Caso Práctico

Contexto y orígen

El Barómetro de Salario Emocional nace de una inquietud propia de poder conocer, investigar y validar a fondo algo que yo había visto y presenciado en mis trabajos en grandes y poderosas compañías y organizaciones, que era que cuando las personas daban lo mejor o lo peor en sus trabajos, las razones de esto iban mucho más allá que la remuneración económica o flexible que percibían en el trabajo.

Las palabras que siempre escuchamos en las empresas son siempre las mismas: motivación, compromiso, cultura.. palabras que todos conocemos y manejamos y se manejan comúnmente en las empresas. Pero, ¿cuál era el motor de esta motivación, compromiso o cultura que se vive internamente? ¿Cuáles son los factores que componen este motor?

Los 10 factores del Salario EmocionalAsi que me puse manos a la obra y invertir todos mis recursos en conocer esto que para mi es fundamental cuando hablamos del trabajo y el impacto que tiene en nosotros, en nuestro desempeño en el trabajo y en los varios sistemas en los que nos desenvolvemos (familia, amigos, sociedad) y de esta investigación y trabajo se destila el Barómetro de Salario Emocional el cual mide como diez factores fundamentales (Autonomía, Pertenencia, Creatividad, Dirección, Disfrute, Maestría, Inspiración, Crecimiento Personal, Crecimiento Profesional y Propósito) se manifiestan de manera única en cada uno de nosotos así como en los equipos de las organizaciones. En otras palabras, el Barómetro de Salario Emocional explora cómo cada uno de estos factores se hacen realidad en nuestros lugares de trabajo.

Un reto compartido por todos

Desde nuestros inicios no ha habido una sola persona que haya puesto en duda la importancia de este tema en el trabajo.

Y es normal que asi se vea porque los datos que tenemos acerca de muchas realidades en las empresas son realmente preocupantes:

  • En España, un tercio de los casos de depresión de la población activa son atribuibles a las condiciones de nuestros trabajos y nuestras relaciones en nuestros lugares de trabajo.
  • Uno de cada cuatro trabajadores toma ansiolíticos y somníferos de forma habitual. Con consecuencias importantes de los efectos secundarios de esto.
  • Invertir en cuidados y en bienestar en las personas en los trabajos repercute de manera positiva en los trabajadores, pero también en las empresas. Un estudio de Deloitte en el Reino Unido señala que por cada libra invertida en recursos para mejorar la salud mental en el trabajo, las compañías ganan cinco en reducción del absentismo laboral.
  • La salud mental se ha convertido en el principal motivo para abandonar un trabajo.

Sin embargo, unos de los principales retos a los que se enfrentan los líderes en las organizaciones es en poder transmitir el impacto que un tema que a priori parece ser un “nice to have” o algo intangible y difícil de cuantificar, medir y observar en algo que tiene un impacto en los beneficios de la empresa. O, en otras palabras, ¿qué impacto va a tener una inversión en el Salario Emocional en los resultados de mi negocio? Estas son preguntas válidas ya que todo centro de trabajo es, o debería ser, una comunidad humana que se ha reunido con la intención de atender una necesidad, y para ello genera y desarrolla un servicio o producto para ello generando beneficios que lo hagan crecer y mantenerse de manera sostenible en el tiempo. Por lo que toda inversión debe de ser cuidadosamente revisada continuamente y teniendo a las personas en el centro de esta iniciativa.

El caso práctico

Hace ya casi 3 años nos llamó la persona responsable de desarrollo de personas de su equipo de venta de retail de una empresa de cosméticos de lujo internacional con el interés de integrar el concepto del Salario Emocional en su liderazgo y en la estrategia de desarrollo de personas.

El contexto del que estamos hablando era que no solamente experimentábamos tiempos difíciles debido a la situación global de la pandemia sino que había mucho descontento en la plantilla por razones internas de la empresa. Por razones legales y del negocio mismo, se había tenido que cambiar ciertos aspectos del contrato laboral de las personas lo que había creado mucho descontento e inseguridad en la plantilla.

Los  5 Pilares Principales

Así que creamos un plan estratégico de integrar el Salario Emocional que tuviera 5 pilares fundamentales:

Los cinco pilares estratégicos para integrar el Salario Emocional en las empresas

  1.  Comunicación y Transparencia: Toda persona involucrada debía de ser informada de lo que es el Salario Emocional y su propósito para crear consciencia y evitar malas interpretaciones o miedos. Poniendo especial foco en los líderes de los equipos como piedra fundamental del proceso.
  2. Medición: La medición la íbamos a hacer utilizando el Barómetro de Salario Emocional comparando los resultados del Barómetro con otros KPIS importantes para la empresa.
  3. Liderazgo: Íbamos a adoptar e integrar los diez factores de que se destilan de nuestra investigación en el estilo de liderazgo, en sus comportamientos deseados y en competencias deseadas.
  4. Continuidad: El proceso tenía que tener una proyección de al menos 3 años. Es decir tanto en la integración de liderazgo, en su formación y capacitación, medición y ejecución necesitábamos tener una visión a largo plazo y con una implicación continua de líderes de equipo, plantilla y persona responsables de estrategia y desarrollo de personas.
  5. Responsabilidad: Pusimos un interés especial en el tema de la responsabilidad compartida. Basándonos en la fórmula SERC = BP (Salario Emocional es una Responsabilidad Compartida para Beneficio Propio) donde ponemos el foco en que una de las claves principales del éxito del proceso es la responsabilidad compartida del Salario Emocional propio y de los demás y que esto tendrá un beneficio en mi, mi bienestar y mi crecimiento.

Los resultados

Al día de hoy la compañía nos comunica los siguientes resultados:

  • Reducción de los costos de rotación
  • Promoción de un nuevo estilo de liderazgo que promueva la responsabilidad de cada persona en lo que concierne a su bienestar, necesidades emocionales, desarrollo personal y profesional. (Crecimiento Personal / Profesional)
  • Mayor empatía entre los miembros del equipo y entre los líderes de equipo y los miembros del equipo. (Pertenencia)
  • Mejora de los resultados comerciales hasta en un 12% en algunos puntos de venta

Aquellos aspectos que apoyaron a mejorar los resultados comerciales son:

  • Mejora de la comunicación entre los equipos e internamente en lo equipos;
  • Mejora del ambiente de trabajo (Disfrute);
  • Mejora de la resiliencia general en retos asociados a la venta (Crecimiento Profesional);
  • Reducción de los conflictos internos en los equipos (Crecimiento Personal).

Conclusión

Recordemos que el ser humano requiere satisfacer varios ámbitos, entre ellos el laboral. Esto significa que en el centro laboral, como en toda comunidad humana, la persona (el empleado o la empleada) tiene que encontrar un espacio que le facilite y promueva su desarrollo integral como persona en varias dimensiones. Esto es lo que hacemos al integrar el Salario Emocional en las organizaciones. Tenemos que empezar a prepararnos para un futuro incierto pero que está enfrente de nosotros utilizando todo el capital intelectual, social y emocional que tenemos en nuestros lugares de trabajo. Empecemos ahora. ¿Qué necesitas de nosotros? Ponte en contacto con nosotros a través de este enlace.

Preguntas más frecuentes

  Regístrese con nosotros para recibir directamente a su bandeja de entrada actualizaciones periódicas, consejos, inspiración y estrategias relacionadas con el Salario Emocional.

.