El Salario Emocional son los beneficios no económicos o emocionales que obtenemos del trabajo, que nos motivan, cambian nuestra percepción del trabajo y nos llevan al desarrollo personal y profesional.

Realiza el Barómetro de Salario Emocional™

Cómo hablar con tu equipo sobre el Salario Emocional

Entendiendo el Salario Emocional de tu equipo

¿Tienes una visión clara de lo que cada uno de los miembros de tu equipo más aprecia en su trabajo? Si es así, enhorabuena: ¡estás en una minoría! En este blog exploraremos por qué es tan importante entender el Salario Emocional de tu equipo, aprenderemos cómo puedes sacarle partido y cómo puedes hablar con tu equipo sobre ello.

¿Qué es el Salario Emocional?

El Salario Emocional son los beneficios emocionales o no financieros que obtenemos de nuestro trabajo. Los beneficios no financieros como tales no son emociones, pero tienen un gran impacto en nuestras emociones hacia el trabajo, en la forma en que lo percibimos y en la forma en que nos relacionamos en y con el trabajo. Por eso se llama «Salario Emocional». 

Otro aspecto que es importante tener en cuenta, es que es subjetivo. Aquí no hay una única solución: lo que más valora cada uno de los miembros de tu equipo será probablemente algo distinto, así que no es algo sobre lo que puedas hacer suposiciones. Esta es también otra razón por la que es tan importante que los directivos lo entiendan, porque necesita otro tipo de habilidades de liderazgo, habilidades que serán más necesarias en el futuro en el ámbito laboral.

 Nuestro Salario Emocional es una parte fundamental de lo que nos mantiene motivados y comprometidos en el trabajo. Existe un vínculo muy fuerte entre nuestro Salario Emocional y nuestro bienestar en el trabajo. Cuando nuestro Salario Emocional es alto, nos esforzamos más de forma voluntaria, lo que conduce a un mejor rendimiento del equipo y de la organización.

Por qué es importante entender el Salario Emocional de tu equipo …

Si comprendes exactamente qué es lo que más valora cada uno de los miembros de tu equipo en su trabajo e inviertes tiempo en mantener una conversación con ellos sobre su Salario Emocional, podrás crear un entorno de trabajo en el que cada miembro del equipo maximice los aspectos emocionales que obtiene de su trabajo. Aprenderán a obtener más de esos aspectos de forma colaborativa y corresponsable. Esto les permitirá responsabilizarse más de su bienestar emocional, crecer personal y profesionalmente, prosperar y hacer su mejor trabajo. 

Aunque cada miembro del equipo tendrá prioridades diferentes, la cultura de tu empresa o equipo existente significa que es probable que haya patrones dentro de tu equipo. Debido a la combinación única del Salario Emocional del equipo, habrá acciones únicas que puedes emprender y que beneficiarán a todo tu equipo a corto y largo plazo. Al iniciar una conversación en tu equipo sobre el Salario Emocional, estás facultando a tu equipo para que se responsabilice de lo que es importante para ellos. Les estás permitiendo proponer ideas sobre cómo aumentar su Salario Emocional, lo que probablemente conducirá a un cambio en la relación con tus empleados hacia una más colaborativa. Verán su trabajo y a ti como su líder bajo un nuevo enfoque. Ambos os beneficiaréis enormemente de ello.

Ahora más que nunca

En tiempos de crisis e incertidumbre, las organizaciones necesitan que sus empleados se unan, sean flexibles, se adapten y den un paso más. Sin embargo, suelen ser momentos en los que las personas tienen que afrontar nuevos e importantes retos, a menudo tanto personales como profesionales. Puede ser mantener la concentración, adaptarse a una nueva forma de trabajar, tener que hacer malabarismos con las responsabilidades/preocupaciones personales o familiares, y preocuparse por el futuro. Al mismo tiempo, los equipos y las organizaciones tienen que adaptarse rápidamente para hacer frente a la nueva situación, a veces en circunstancias extremadamente difíciles en las que la comunicación efectiva puede ser un reto y su futuro financiero incierto. Como directivo o líder, tienes que estar a la altura y ser capaz de guiar a tu equipo a través de la situación y mantener su compromiso y motivación a pesar de los retos y la incertidumbre. Ambos tenéis que aceptar la incertidumbre y utilizarla en vuestro propio beneficio.

Cuándo hablar con tu equipo sobre el Salario Emocional

Hablar con tu equipo sobre su Salario Emocional no es algo que deba hacerse una vez al año en una revisión del rendimiento o del desarrollo. Debe integrarse en las conversaciones cotidianas del equipo y ser un tema de conversación habitual en las reuniones de equipo. También debe ser algo que ocurra a lo largo del ciclo de vida del empleado. Para obtener los máximos resultados, es esencial explorar el Salario Emocional en una serie de situaciones y contextos diferentes: cuando hablas con un miembro del equipo sobre un proyecto de trabajo concreto, cuando te enfrentas a un reto específico o cuando tienes una revisión de desarrollo profesional.

Cómo hablar con tu equipo sobre el Salario Emocional

Aquí tienes una guía paso a paso de cómo puedes hablar con tu equipo sobre el Salario Emocional

Infografía con los 10 factores del Salario emocional creada por el Barómetro del Salario Emocional1.      Identifica el alcance de la conversación

Es importante que las conversaciones sobre el Salario Emocional se produzcan de forma constante y continua en distintos contextos. Esto te ayudará a destacar su importancia, a integrarlo en el equipo y a sacarle partido. Sin embargo, será beneficioso que tengas claro el alcance y el contexto de la conversación. Esto significará que podrás mantener una conversación centrada en la que podrás obtener una información clara que probablemente sea mucho más práctica y accionable. Algunos ejemplos son

      • Durante el proceso de incorporación
      • En relación con una tarea o proyecto de trabajo concreto
      • En una reunión de desarrollo profesional
      • Al plantear un problema de rendimiento
      • Al abordar un reto específico al que te enfrentes
      • Durante una reunión de equipo o de puesta al día o comprobación periódica

 

2.       Asegúrate de que se entienden bien los 10 factores que constituyen el Salario Emocional

Nuestro estudio ha demostrado que el salario emocional está constituido por 10 factores. Cada uno de ellos representa un beneficio emocional que tus empleados perciben en relación con su trabajo. Estos beneficios pueden motivarnos, cambiar nuestra percepción del trabajo y conducirnos al desarrollo personal y profesional. Es importante explorar cómo se aplica cada factor en tu situación laboral concreta. 

3.       Organiza la conversación

No quieres que los miembros de tu equipo se sientan sorprendidos. Es muy importante que des a los miembros de tu equipo tiempo para pensar y preparar la conversación. Debes acordar una hora y un lugar convenientes para ambas partes y tener claro el contexto. Tómate tu tiempo para crear una pregunta específica sobre la que quieras que piensen y compártela con ellos de antemano. De este modo, es más probable que obtengas información de calidad y seas más eficiente con el tiempo de todos. 

4.       Mantén la conversación

Recuerda que es probable que hables de cosas que son fundamentalmente importantes para los miembros de tu equipo. Debes escuchar lo que tienen que decir sin interrumpir, ser despectivo o juzgar. Su perspectiva puede ser diferente a la tuya y también puede haber diferentes perspectivas en el equipo si se trata de una discusión de grupo. Puede que tengas que intervenir y reducir las tensiones. Tu papel es garantizar que se escuchen todas las voces y que se respeten los compromisos de los miembros del equipo entre sí. Mantener la conversación es sólo el principio del proceso. Debes identificar los puntos de acción que se van a tomar y quién será responsable de ellos. Siempre que sea posible, asegúrate de que no seas tú, sino alguien del equipo. Al compartir la responsabilidad, aumentarás el compromiso. Si no se determinan las acciones que se pueden llevar a cabo para mejorar la situación en el momento de la conversación, existe el peligro de que no ocurra nada en absoluto. También es el momento perfecto para acordar la fecha en la que se hará un seguimiento de los puntos de acción. Asegúrate de que este seguimiento no acabe en un vacío absoluto.

5.       Haz un seguimiento de las acciones

Es esencial que lleves la cuenta de las acciones y el seguimiento. Si no lo haces, la señal que envías es que no te importa lo que los miembros de tu equipo tienen que decir y te arriesgas a dañar tu relación con ellos. Cuando realices el seguimiento, debes asegurarte de que todos tengan la oportunidad de poner al día los puntos de acción. Deberías centrarte en explorar cómo está evolucionando el Salario Emocional del equipo y qué debe ocurrir para apoyar el proceso en curso. ¡Aprende a aprender del proceso! Esta es la parte divertida del Salario Emocional, es un proceso en el que siempre estáis aprendiendo unos de otros y creciendo juntos. 

6.      Seguimiento

Tiene que haber un proceso de revisión periódica para controlar las cosas de forma continua. No es necesario que sea un proceso formal, pero tu objetivo es identificar cómo ha cambiado el Salario Emocional para los miembros del equipo. Hay una gran oportunidad de aprendizaje y tienes que ser capaz de identificar las percepciones y aprendizajes y acordar lo que hay que hacer para garantizar que se integren en el trabajo diario del equipo. ¿Hay que cambiar los sistemas o los procesos? Si es así, ¿cómo? Aprende también a anotar las ganancias del proceso. Esto os motivará a ti y a tu equipo. 

Hemos elaborado esta lista de comprobación de conversaciones para ayudarte a mantener conversaciones centradas y exitosas sobre el Salario Emocional con tu equipo.

Lista de Verificación para la Conversación con tu equipo sobre el Salario Emocional

 

Las seis reglas de oro

Estas son las seis reglas de oro que debes tener en cuenta para que las conversaciones con los miembros de tu equipo sobre su Salario Emocional tengan éxito:

1.       Tú eres el líder y tienes que ser capaz de mantener el espacio para que los miembros de tu equipo se sientan seguros y el diálogo pueda prosperar.

2.       Si parece que hay desigualdades, no te limites a reconocerlas, toma medidas rápidas y decisivas al respecto.

3.       Asegúrate de que no te limitas a proponer soluciones, sino que pasas a la acción y las aplicas.

4.       Sé realista con los miembros de tu equipo y no eleves sus expectativas si no es probable que se cumplan.

5.       Aprende que no debes tener todas las respuestas y que eso está bien. Es un proceso de cocreación con los miembros de tu equipo y ellos también tienen una responsabilidad.

6.       Si te encuentras en una situación en la que las tensiones aumentan, piensa en recurrir a un tercero para que intervenga y medie (RRHH, por ejemplo).

Si inviertes el tiempo y la energía en explorar el Salario Emocional con tu equipo, te verás recompensado con un equipo comprometido y motivado que crece de forma continua y constante y no sólo rinde más, sino que tiene un mayor bienestar.

Si quieres profundizar en cómo puedes apoyar el Salario Emocional de tu equipo, ¿por qué no te unes a nuestro próximo Programa de Certificación de Líderes? Para más detalles, ponte en contacto con nosotros aquí

Preguntas más frecuentes

  Regístrese con nosotros para recibir directamente a su bandeja de entrada actualizaciones periódicas, consejos, inspiración y estrategias relacionadas con el Salario Emocional.

.